noviembre 23, 2015

Cayó la Demagogia Dictatorial

Así como me sorprendió felizmente que un papa jesuita –y argentino- llegara al Vaticano, hoy recibo con inmensa ilusión que, tras 14 años de haberse violado la Constitución Nacional, regrese el poder al pueblo.

De Macri.  Ya veremos si cumple con la oportunidad histórica –la cual desperdiciara Alfonsín en su momento- de reducir el hambre, la inseguridad y el analfabetismo, después de largas décadas en las que se ha destruido sistemáticamente los sueños de los argentinos de bien. 
También habrá que ver qué hará en concreto en cuanto a la usurpación de nuestro Atlántico Sur para restablecer nuestra soberanía y detener lo que nos hacen. 
Y muy especialmente, deberá cortar con la protección imperante en la clase dirigente, metiendo presos a todos los desgraciados que nos sonrieron cínicamente en todos estos años de tristeza desde los tres poderes asociados ilícitamente con el narcotráfico.

La prensa deberá hacer una autocrítica profunda porque no se puede andar vendiéndose por intereses; porque los medios que ahora se jactan de haber tumbado a los K, fueron los que los ayudaron a consolidarse en el poder cuando ellos eran nadie, y cuando sí les convenía.

Canas, querido amigo, tu muerte hoy se glorifica. En todos lados se habla de las investigaciones que allá por el 2002 y 2003 ningún medio se animaba a publicar en contra de la Demagogia Dictatorial. 
La suerte del pueblo se perdió durante demasiado tiempo por la cobardía de muchos, pero tu muerte, ahora, vivirá en la esperanza de nuestas vidas libres, y con renovado coraje.

Que en paz descansen todos los que han muerto asesinados durante estos años miserables. 

          Patria mía, ya volveré a besarte…
Tin Bojanić
Split, noviembre de 2015

No hay comentarios.: