noviembre 04, 2014

Nunca podré llorar sin que me duela

“Nunca podré llorar sin que me duela
el amargo dolor
que sueñan los profetas”. 
Roberto Reséndiz Carmona

No hay comentarios.: