octubre 18, 2013

Yerba mate

“Preguntaron cómo se prepara el mate. Estas cosas, como las buenas cosas, se aprenden si uno las ve hacer, y mejor al comenzar a intentarlo. Pero a grandes rasgos consiste en llenar 3/4 del pocillo de calabaza o madera llamado mate con la propia yerba mate. Se lo puede dar vuelta sobre la palma de la mano para sacudirlo y que se acomode la yerba y luego dejar ese tesoro verde, como dijera Juan, inclinándose a 45 grados dentro del mate. Se calienta agua, y antes que hierva, se vierte por donde hay menos yerba y, en ese mismo lugar, se pondrá la bobilla que no se volverá a mover. Luego se disfruta y se va cebando (recargando con agua) siempre por el mismo lugar. Se puede tomar a cualquier momento del día y la cantidad que se quiera. Para gaucho tiernos, o mujeres sin ánimos de amargura, se le puede poner un poco de miel en el sitio donde cae el agua al cebar. Cosa importante, el mate se comparte, con un solo cebador. Nunca se rechaza un mate y, si se dice gracias es sólo cuando ya no se quiere más. El mate se lava con agua caliente y se irá curando con el tiempo de uso. Si en vez de agua se le pone un jugo frío se transformará en tereré”. T i n

No hay comentarios.: