junio 29, 2013

Adivinilla

No es la noche, 
no es el día, 
no es la muerte 
ni la vida. 
Es la docta 
sin doctrina, 
reina y sierva 
confundidas. 
Es tan nueva 
como antigua; 
tan desnuda, 
tan vestida, 
tan confiada 
como esquiva. 
Misteriosa 
sin falsía, 
con sus sombras 
ilumina. 
Entre todas 
maravilla; 
tan humana, 
tan divina, 
tiene un nombre: 
POESIA”.

Rafael Jijena Sánchez

1 comentario:

Anónimo dijo...

que hermoso poema!!!