mayo 15, 2013


“Una poesía y canción de Luis Eduardo Aute llamada Albanta me fascinó en mi adolescencia. Necesitado de un mundo más bello que el que me rodeaba me soñé habitante de ese lugar idílico y proclamé Rey a su creador, aquel poeta de Madrid. Mi primer libro se llamó entonces Reino de Albanta en el cual homenajeaba a ese maestro a través de unos diálogos poéticos e imaginarios situando fragmentos de sus obras a mis caprichosas indagaciones. Al mostrarle el trabajo para ser publicado y pedirle un prólogo, él me nombró como en una suerte de reciprocidad afectiva, Príncipe de Albanta, un pseudónimo con el que ya me nombraban amigos y con el cual me lancé ya “confirmado” a mi carrera literaria. Por mucho tiempo sólo he firmado de esa manera. Con una poesía que le enseñara muchos años luego me dijo que yo ahora era el poeta Agustín Elías, y así firmo actualmente”.
T i n

No hay comentarios.: