abril 21, 2013

“Para volar en pareja tienen que aletear los dos, y creo que a las hembras hay que dejarlas volar por sí solas para ver si logran nuestra misma altura y dirección. Lo único que nos corresponde a nosotros es decirle que las deseamos a nuestro lado animándolas a que nos acompañen. Si dejamos de aletear por tener que avivar sus alas corremos el riesgo de caer los dos. Un poeta, que es ya vuelo, no debe portar cargas sino aires frescos de libertad inspiradora”. Tin

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Concurso Internacional de Poesía Premio Marosa Di Giorgio
1ra Edición 2013- Bases en el sitio oficial Marosa di Giorgio

Anónimo dijo...

Si uno vuelo por si solo,no existe la pareja...., la pareja existe con la existencia de un projecto en comun, sino habra sido una aventura..., y si se abandonan..., por algo sera, nada es porque si

Anónimo dijo...

bellisimas palabras

Anónimo dijo...

resulta difícil seguir tu vuelo, porque muchas veces la hembra quiere retenerte en su cálido nido para amarte eternamente...

Anónimo dijo...

con mi aleteo corto y mi miedo a volar, no pude alcanzarte, perdona mi debilidad, no me abandones poeta, no me dejes en el camino, recuerda estos ojos que te lloran al verte alejar.