marzo 25, 2013

“Gritemos, mujer, hasta que el quebranto resucite el canto de la tripulación... Huyamos, mujer, de la propia huida que ya no hay salida en este callejón... Soñemos, mujer, para estar despiertos entre tantos muertos dispuestos a la acción”.
Luis Eduardo Aute

No hay comentarios.: