febrero 02, 2013

“Te diré que yo he abandonado muchos caminos para recorrer sólo el que me conduce hacia la literatura. Para muchos es una locura el desperdicio de mi vida dedicada a la lectura y a la escritura, y también en el intento de llevar a la acción las palabras más delicadas que profeso. Pero por suerte un escritor posee una soberbia natural que lo lleva a hacer lo que él quiere sin la necesidad del consentimiento,  y puede que su única exigencia podría ser el reconocimiento de alguna tierna mujer por las noches, cosa que no le ha faltado a los buenos poetas”. Tin

No hay comentarios.: