julio 16, 2012

Beso de noche

Recuerdo le abrí las puertas al destino
y me entró con un ánimo en fastidio
barajando que por tantos mil caminos
indagamos rostros con delirio y olvido.

Un beso de noche juré que me daría
por necesidad la muerte,
y por azar la vida.

Permanezco en una de derrota mullida
sabiendo que no es ella la muy sincera,
tal e igual a la victoria, más compañera,
que vendrá furiosa porque la reconociera.

Un beso de noche juré que me daría
por necesidad la muerte,
y por azar la vida.

T i n
Tierras de Adrogué

No hay comentarios.: