junio 19, 2012

“Es difícil detener la imaginación cuando uno la libera, y por ello, muchas veces gana la ansiedad y tenemos que regresar a nuevas lecturas para ver que debemos agregar descripciones o conexiones entre los hechos. Nosotros lo tenemos en la cabeza bien claro, pero tenemos que ser capaces de hacernos pasar por buenos guías para que el lector recorra esos mismos pasos de nuestra imaginación”. T i n

No hay comentarios.: