mayo 07, 2012

Un perfecto inocente

Un policía ve que intentan robarle la moto a su hija dos delincuentes. Esto sucede en un país donde que te roben es muy normal, y que lo hagan a mano a armada y dispuestos a matar, aún más. Entonces, el policía, de civil, que por poco profesionalismo -hay que ver si fuera posible ante el peligro de muerte de una hija- dispara sin precisión. Una de esas balas mata por accidente a un muchacho que se encontraba por allí.
Murió un perfecto inocente. El arma del policía y su fatal error fue el medio para tal resultado: los delincuentes, la causa primera y máximos responsables de esa muerte.

T i n
Tierras de Adrogué 2012

No hay comentarios.: