abril 26, 2012

Cámara oculta en la Casa Rosada

Está Cristina en su despacho. Hay un orden meticuloso en el entorno. Un aspecto sombrío padeciendo la escena, un estilo lúgubre reina sonoro en el ambiente. Papeles por firmar, planillas de estadísticas, informes varios... Se la ve a Cristina frente a una computadora. Se acerca la imagen y puede verse claramente que ha ingresado a la página de Facebook. Se hace miembro (y miembra) de un Grupo de chicos de la calle de La Argentina, "Cada vez somos más", y rompe en llanto. Diez colaboradores ingresan al despacho con inusitada naturalidad. Saben que gobernar es cruel, saben que quiebra el ánimo de los más temerarios, de quienes desde chicos se prepararon como los reyes para lidiar con las miserias de los pobres. La intentan consolar, inclusive uno de ellos le besa la frente. Ese mismo le dice: "tranquila, señora, pronto habrá un cambio de situación, tenemos a todos nuestros funcionarios trabajando en ello". Ella responde: "ya no sé qué hacer, esta situación me sobrepasa y estoy a punto de renunciar: ¡hagan algo imbéciles e imbécilas para que Obama me acepte como amigo en Facebooooook!"

T i n
Tierras de Adrogué 2012

No hay comentarios.: