enero 26, 2012

Si el estado genera trabajo, las clases sociales se acercan en proyecciones, y en ello en la posibilidad de pensar. Si el estado genera servidumbre, los desgraciados, que son los oprimidos del sistema, se limitarán a besar a quien les arroje la limosna: el caudillo opresor. La situación puede cambiarse si a los más acomodados les conmueve el concepto de justicia y solidaridad, poco probable, o si los desgraciados deciden un buen día soñar con vivir una mejor vida luchando sin importar quien muera.

Si el estado genera trabajo, las clases sociales se acercan en proyecciones, y en ello en la posibilidad de pensar. Si el estado genera servidumbre, los desgraciados, que son los oprimidos del sistema, se limitarán a besar a quien les arroje la limosna: el caudillo opresor. La situación puede cambiarse si a los más acomodados les conmueve el concepto de justicia y solidaridad, poco probable, o si los desgraciados deciden un buen día soñar con vivir una mejor vida luchando".

Tin

No hay comentarios.: