diciembre 07, 2011

Caso Embajada Europa

Amigo Militante X, te lo aclararé entonces. Y seré breve y definitivo.
         Yo jamás trabajé para la Demagogia Dictatorial, ni cobré ni pedí dinero alguno. Jamás me hubiera traicionado a mí mismo. Lo que hice fue prestar un servicio a la Nación Argentina, es decir, gesto pensado en el pueblo argentino. Y lo hice tras haber renunciado a la Capitanía de los Grupos de Investigación (septiembre 2010), y sin hacerle ningún favor directo al malgobierno, sino protegiendo los intereses más verdaderos que nos unen a todos los que, con diferencias extremas, queremos un mejor país en el horizonte.
Así como algunos de los que combatieron al Proceso no dudaron en participar de la Operación Algeciras (1982), porque la causa Malvinas superaba cualquier división, del mismo modo, la celeste y blanca me convocó para hacer algo y no temblé.
Que mi nobleza -esa que quieren poner en duda- sea la de haberles ayudado a limpiar desde Europa alguna mugre, la que no se la quito yo de quienes tienen la moral ya tan puerca, sino del futuro de los honestos e inocentes que heredarán todo lo bueno y todo lo malo.
Sin Capitanía y por Aquello, puedo volver a utilizar mi pasaporte argentino; y si logro asimilar la tristeza y la derrota, volver.
Todo lo hice, todo lo hago, sin olvidarme de nada, sin olvidarme de nadie.

Avgvstinvs Eliyahu
En un rincón de Latinoamérica, 2011

No hay comentarios.: