noviembre 01, 2011

“Cuando la NASA inició el lanzamiento de astronautas, descubrieron que las lapiceras no funcionarían con gravedad cero. Para resolver este problema emplearon una década y 12 millones de dólares. Consiguieron desarrollar una lapicera que escribiese con gravedad cero, de cabeza para abajo, debajo del agua, en prácticamente cualquier superficie incluyendo cristal y un rango de temperaturas desde bajo 0° hasta mas de 300°. Los rusos usaron un lápiz”.

No hay comentarios.: