julio 17, 2011

La rendición de mi lágrima

La soledad de mi ternura,
refugiada en los sueños
iluminados por una mirada de mujer
que no alcanza acariciar mi piel,
siempre distante de la verdadera frescura.

En aquél sendero escondido
que conduce a mi corazón
encontré esa belleza
¡tan vuestra!
y envuelta en la suave pasión.

No hubo ya necesidad
de proteger a mi lágrima,
que seducida por tu suavidad
despertó en ella su ánima,
dejándose libremente caer

en tus brazos de mujer,
comprendiendo el riesgo
de estremecerse
porque de ti,
no querrá volver.

Miramar
Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: