julio 31, 2011

De pie tu valentía

A Andrés de Belaieff

Sé que lo sabíamos
pero nunca quisimos enterarnos.

Peleó hasta el final con el ánimo del buen soldado
y le sobraba poesía, si siempre caminó con su sonrisa.

Yo escuchaba hablar de él como Andrecito, y fue tierno;
pero será mejor rectificarlo a la grandeza de nuestra admiración:
Adiós Andrés.
 
Dublin
Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: