julio 11, 2011

Consentida esclavitud

Si mi vida no es amor,
si el amor no es mi vida,
qué triste fatiga
soportando tanto dolor.

El amor te hace vivir
y te despierta...
pero si te atormenta
¡su ardor es igual a morir!

Si el amor me da la vida y me la quita,
me hace vivir, me deja morir,
lo quiero bien cerca sentir,
y que me grite bien fuerte:

¡que no deje nunca de intentar
el sagrado arte de amar,
sin importa si el corazón
en el intento se marchita!

Príncipe de Albanta

No hay comentarios.: