junio 12, 2011

“¡Oh, Espíritu Santo, Alma de mi Alma, yo te adoro. Ilumíname, Guíame, Fortaléceme, Compláceme, Indícame qué debo hacer, dame Tus Ordenes; yo te prometo que me voy a someter a todo lo que Tú deseas de mí, y que voy a aceptar todo lo que Tú permitas que venga a mí! ¡Haz, solamente, que conozca Tu Voluntad!”
Desiré Joseph Mercier 

No hay comentarios.: