junio 17, 2011

Hasta el final

A mis hermanos

El azar ejerció su rareza
animando confundirnos frente al espejo,
como si no percibiríamos aquel reflejo
que nos hace solo uno sin despertar a la extrañeza.

Tantos conflictos tiene uno
que al verse en el otro repetidos
generan graciosos fastidios
porque resolverlos no es arte de ninguno.

No es sólo la misma sangre
o la igual Distante Mirada,
es bien toda la vida liberada
permitiéndole a Quijote fácilmente nos encarne.

¡Nunca nos distanciemos del fiel retrato
que nos refleja Siempre Unidos,
gritando que Andrés no se ha perdido,
Hasta el Final seremos cuatro!

Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: