junio 03, 2011

Es por Ema

A Nuestra Reina Empleada Administrativa
“No llames crisis existencial a preguntarte qué haces en este mundo, sino profundidad de pensamiento”.


Nos levantaremos siempre a la madrugada
para cumplir con nuestra destacada labor,
fortalecer nuestra convicción de escritorio amada
y hacer crecer las arcas del Sistema benefactor.

No nos importará si el sol brilla inmenso afuera
la luz artificial nos guiará a través del laberinto de papeles
viajando por el misterio contable que espera
develemos el valor que tiene sacrificarnos por los oropeles.

Si el cansancio nos abruma y el hambre ataca
nuestra vocación de realizar tareas administrativas
se fortalecerá al sabernos vivos con la voluntad intacta
de darlo todo aunque nuestras tareas dejen de ser remunerativas.

Las vacaciones son esos quince días que nos dan como un ultraje
para que recordemos lo fea que es la vida sin tener esta misión,
y por eso, sin irnos a ninguna parte, nos compraremos un nuevo traje
para continuar soñando con un ascenso o ejercer la dulce sumisión.

Que los demás profesionales lo tengan desde hoy y por siempre claro
en cuanto a que jamás claudicaremos nuestro memorable velorio
de angustiarnos por los problemas que creemos propios y no es raro
que nuestro último anhelo sea: ¡morir de un infarto sobre el escritorio!

Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: