junio 18, 2011

Dejame buscarte

Me alimenta tu nombre en la fatiga
de no poder abrazarte las veces que querría.

La oscuridad de no verte indefensa y acorralada
se enciende al recordar el relámpago de tu mirada.

Cuántas veces he sabido abandonarme
sin temerle al destino y su cofradía de azares.

Pero me encuentro temeroso por dejarme
buscar una promesa en tus labios y manjares.

Si en mi pecho te oyeras pequeña discutiendo mi latir
no es verdad siendo yo quien le grita a tu inmensidad.

Cuando vislumbro aquel destello mágico de felicidad
lo señala tu misterioso mundo de mujer por descubrir.

Bariloche
Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: