mayo 03, 2011

Déjame contarte

Permíteme mujer contarte
lo que siente mi corazón,
déjame verte otra vez,
permíteme observarte.
Con éste acercamiento cortés,
no haré más que admirarte,
por dejarme volver a ver
me haces feliz sin molestarte.
Tus cabellos libres,
suaves como la seda
me dejan más
de una noche en vela.
Tu mirada penetrante,
transparencia abundante,
con tu sonrisa que fascina
por ser dulce y por ser divina.
Hace poco que te vi,
qué belleza descubrí,
aunque siempre te sentí
y ahora te quiero para mí.
¡Qué mujer hermosa,
mucho más que una rosa,
natural es ella, las demás flores
dicen que tú eres la más bella!

Príncipe de Albanta

No hay comentarios.: