abril 09, 2011

Tu naturalidad

Qué sorpresa bajo esa luna
cuando la noche nos acariciaba
apareciste sobre mi duda
con tu sonrisa encantada.

Es tu naturalidad un arma precisa,
es tu espontaneidad una táctica sin prisa,
es tu interioridad la que deja,
irremediablemente, mi alma sumisa.

Tu naturalidad es la culpable,
así no fuera tu querer,
de incursionar en este corazón insondable...

que busca retener tu sonrisa de compañía,
tu frescura junto a la mía
por ser bella melodía.

Príncipe de Albanta

1 comentario:

Anónimo dijo...

que hermoso,te felicito.