abril 17, 2011

Elegía Breve

“No volverás, lo sé, pero te espero; mi corazón te espera. Él sabe lo que ignoro, él posee la ciencia verdadera. No te tendrán mis manos ni mis ojos desvalidos al pie de la frontera, pero el ritmo y la luz y los colores y cada brote de la primavera me traerán tu mensaje compasivo para que yo, de soledad no muera. No volverás, lo sé. Pero es en vano... Pequeña, ven, mi corazón te espera”.
Rafael Jijena Sánchez

No hay comentarios.: