abril 12, 2011

¡Ánimo viajero!

“¡Que el destino mande!”

Hacia dónde me dirijo
sabiendo no hay camino certero,
cómo ahuyento a la ansiedad
tan ansioso por que se fuera.

Indago al sol durante el día
para que en la noche sea la luna
el susurro misterioso que se oiga
indicando ese espejo donde me quiero ver.

Cansa, agota, y enfada la espera,
terca, tensa, persiste la idea;
gozan, viven, y renacen los sueños,
pecan, lloran, desvelan otras mareas.

Siento ya los pasos comandantes,
quizá vea el sendero de los sedientos,
saborearé aún más el sacrificio,

por no claudicar hasta que llegue
ese momento que tanto,
¡qué tanto se me debe!
 
Madrid
Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: