marzo 27, 2011

Mi pluma

Sé que prometimos no llorar
y estar preparados para un momento cualquiera,
pero cómo puedo yo aceptar
habernos separado, que te me fueras.

Quién cuidará de ti
y te contará tantas historias,
te pido le des lo que me diste a mí
tu compañía y pasión, mismas glorias.

Ahora que te escribo enajenado
por esta cruel vivencia inesperada
no estés nunca celosa, ni poco o demasiado,
recordaré tu partida, aunque mucho más tu llegada.

Pluma providencial de mis primeros suspiros
sé que como tú nunca encontraré,
y cuando sientas conocidos alaridos,
serán por tu ausencia, ¡sabes bien cuánto te extrañaré!

Madrid
Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: