marzo 02, 2011

La seducción de la vida

A Màxim Serranos Soler

“El cielo, el mar, el amor... ¿qué otras muestras le exigimos a Dios para aceptar su existencia?”


Si el hombre que se tira al vacío para matarse
no muriese en ese primer intento,
¿volvería a hacerlo después de vivir
el vértigo, la adrenalina, la emoción, la excitación,
y la locura placentera de estar vivo tan cerca de la muerte?
Ese sentir es constante en aquellos que entienden
que un día han de morir, tal vez pronto, y se aferran a la vida
con toda su magia, por toda su seducción.

¿Existió alguna vez un hombre
que se suicidó después de hacer el amor?
Si saben de alguno, ¿podrían confirmarme
que ese hombre de verdad hizo el amor?

La vida te seduce, no seas descortés.

Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: