marzo 07, 2011

“El poeta es un eslabón que une este mundo con el futuro... un ruiseñor que, volando sobre las ramas del verbo, modula canciones que colman el sentimiento de ternura y alegría; una nube blanca que en el horizonte se la ve crecer y elevarse hasta cubrir la faz del firmamento, y luego, apagar la sed de las flores del campo de la vida; un rey que los dioses envían para revelar a los hombres las cosas divinas; una luz brillante a la que la oscuridad jamás vence...
El poeta es un solitario que viste el hábito de la sencillez. Su alimento es la gracia. En la quietud de la noche espera la revelación del espíritu. Es un sembrador que, en las praderas del sentimiento, arroja los granos de su corazón, que la humanidad cosecha para su propio sustento. Acurrucado sobre el pecho de Natura, contempla con amor la creación...
           ¡Poetas! Almas de esta vida, habéis merecido la corona de laurel a pesar de las espinas de la ilusión, y vendrá el día en que regiréis los corazones. Vuestro reino, ¡oh poetas!, no tiene fin”.
Khalil Gibrán

No hay comentarios.: