febrero 16, 2011

Tecleando la basura

A Charly

Me iba ya a dormir al hotel
tarareando la melodía del tango
que me ofrecieron tus manos
atardecidas revolviendo el piano.

Y te encontré otra vez
disfrazado en la noche
sin brindarnos concierto,
ya sin magia ni belleza.

Porque estabas, aún más viejo,
rodeado de gatos hambrientos
pendientes de tus manos que ahora
tecleaban confundidas la basura.

Pero no me ensucié yo las manos
al saludarnos con la hidalguía
de saber que los dedos de artista
pintan paisajes donde hay penas.

“Buonanotte” me dijiste y respondí:
“ci vediamo domani caro cavaliere”,
con un claro canto de enfado al destino
que burlarás con el piano siempre alguna vez.

 Hvar
Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: