febrero 07, 2011

De mí

Qué riesgo puedo correr,
habiendo perdido un hermano
ya no queda nada a que temer
ni hay más que pueda perder.

Aunque haya dolores vírgenes
que aún no han sucedido
se confundirán con lo sufrido
escribiendo nuevas cicatrices.

Debo temerle a ellos
y simular que no les temo
o deberé temer de mí mismo
permitiendo lágrimas en mis destellos.

El riesgo no está allá afuera,
el dolor está bien dentro,
el miedo será perder aquello que yo siento
haciéndote llorar si te dijera.

Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: