febrero 15, 2011

Buscándote para ir al Paraíso

Arrojé las ganas sobre la mesa de un indefinido café
ante la incertidumbre de si podrías hoy encontrarte
con toda la ofrenda de este ejemplar de nobleza varón
que de verdad quiere en este día brindar por amor.

Yo no lo sé si está lloviendo ni si has visto algo de sol
bastantes normas he cumplido al salir algo más cubierto
si importa casi poco y nada lo que se lleva sobre esta piel
cuando el único color que nos atrae es el de la desnudez.

El ardor que has encendido quema mis muertos romances
de la memoria que quiere reescribirse con alma de tus besos
edificando un paraíso donde no haya palabra ajena a nosotros.

Me sentiré adánico al tenerte hecha mía calmada en mis brazos
y aunque sepa que te convertirás en una perdición de manzanos
celebremos el origen animal de una pasión hecha por almas audaces.

Madrid
Avgvstinvs Eliyahu

1 comentario:

Mailé Colmenares dijo...

Hola Agustín. Es un poema intenso,me atrevería a decir que tiene sensualidad en las palabras, más si estoy equivocada y habrás querido decir otras cosas te pido me aclares. Me encantó el trecer párrafo donde mencionas:"El ardor que has encendido quema mis muertos romances de la memoria...".