octubre 04, 2010

San Román

A Don Vicente


Los deslizo como yo puedo,
y lo que ellos en ánimo pueden,
unos zapatos de arrabal tanguero
con el flamenco en hondo ensueño.

Que se me confunden y marean,
entre aquella milonga y esta rumba,
lo que ellos quieren y no deciden
al bailar viviendo lo que les sucede.

¿Cuánto de flamenco tendré en mí,
o es ejercicio de la nostálgica Porteña
expresándome como todos fuimos
por cada sentir de arrebato andaluz?

De las muchas barras que hay por Madrid
de la gran España perdiendo su españolidad
yo me arrojo con mis ganas en esta cantina
para brindar por los gitanos que viven en mí.


Madrid
Avgvstinvs Eliyahu

No hay comentarios.: